Endodoncia

Solución para la infección de la pulpa dental.

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia es un tratamiento dental conocido comúnmente como “matar el nervio”. Consiste en eliminar la parte profunda del diente cuando se encuentra lesionado o infectado. El objetivo de este tratamiento es limpiar el diente por dentro y rellenarlo de un material inerte.

El objetivo final de la realización de una endodoncia es que el paciente pueda mantener en su boca, de manera sana y funcional. Un diente que, de otra forma, habría que extraer.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo me tengo que hacer una endodoncia?

El motivo más frecuente por el que es necesaria una endodoncia es una caries profunda. La caries avanza desde la superficie del diente hasta la cámara pulpar, contaminandola de bacterias y provocando su inflamación. En estos casos, el síntoma más frecuente es la sensibilidad intensa con el frío, el calor y el dulce, también se pueden producir flemones o abscesos.

¿Me tengo que realizar una endodoncia, aunque no me duela nada?

Existen casos en que el avance de la caries es muy lento, o la caries está en un lugar muy escondido (por ejemplo, entre diente y diente) y no entra en contacto con alimentos fríos, calientes o dulces, y puede no producir síntomas en ningún momento. En estos casos, el hallazgo de la caries se hace durante una revisión odontológica, bien clínicamente, o bien radiológicamente, y la endodoncia estará indicada, aunque nunca haya habido síntomas dolorosos.

Si la caries no da síntomas y no acudimos a nuestras revisiones periódicas odontológicas, esta situación se prolonga en el tiempo y las bacterias que alcanzan la pulpa dental la infectan produciendo su necrosis (muerte de las células que componen la pulpa). En este caso, nunca aparecerán síntomas de dolor al frío, calor ni dulce, ya que no hay células en el interior del diente que puedan transmitir esta sensibilidad. Podríamos decir que “el nervio está muerto”. Llegados a este punto, nos encontramos con un diente que podríamos considerar “una bomba de relojería”. La infección está contenida en él, pero en cualquier momento podrá diseminarse a través del ápice hacia el hueso y otros tejidos circundantes, originando un flemón. También el primer síntoma puede ser la fractura del propio diente, cuando la caries es muy grande y ha destruido tanto esmalte y dentina que el diente no puede aguantar las fuerzas de la masticación y se rompe.

De ahí, la importancia de las revisiones dentales. Diagnosticar a tiempo una caries o un desgaste dentario es fundamental para poder atajar el problema antes de que el nervio se vea comprometido (lo que obligaría a llevar a cabo un procedimiento de endodoncia).

¿Es dolorosa una endodoncia?

Esta es una de las preguntas más frecuentes antes de realizar un tratamiento de endodoncia. Como sabes, en Clínica Alba somos especialistas en realizar todo tipo de tratamientos sin dolor. Además, en este caso, la endodoncia es un tratamiento que se realiza bajo anestesia local, con lo que no es dolorosa en absoluto.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer una endodoncia?

Según el grado de dificultad, una endodoncia puede durar entre 1 y 2 horas. Si la intervención es sencilla solo requerirá una sesión que varía entre los 60 – 90 minutos, mientras que en los casos más complejos llega a ocupar alrededor de 120 minutos.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer el dolor después de una endodoncia?

El dolor tras la endodoncia suele remitir al cabo de varios días, entre 3 y 7, sin necesidad de tomar medicación. Si es necesario, se prescriben antiinflamatorios y analgésicos para controlar el dolor y la inflamación postoperatoria inmediata.

¿Cómo prevenir las endodoncias?

La mayoría de las veces la necesidad de las endodoncias viene causada por la existencia de caries profunda que llega a la pulpa dentaria, también cuando existe un desgaste severo del diente que afecta al nervio, o cuando se produce un traumatismo o golpe que provoca necrosis del diente

Si prevenimos y tratamos cualquiera de las tres causas anteriores, podemos evitar la realización de una endodoncia.

La mejor manera de prevenir la caries es mantener una higiene dental correcta, utilizar pasta con flúor y seguir una dieta equilibrada y baja en azúcares. Si a pesar de todo, aparece la caries, esta debe abordarse de forma temprana, de manera que el tratamiento sea lo menos invasivo posible y no llegue al nervio.

El desgaste o la erosión dental también pueden evitarse o paliarse en algunos casos. Por ejemplo, con férulas de descarga en pacientes bruxistas o apretadores, o limitando el consumo de bebidas ácidas y carbonatadas.

Para evitar traumatismos, sobre todo en los dientes anteriores, son de gran utilidad los protectores bucales realizados a medida, muy utilizados en deportes de contacto.

¿Qué ocurre si una endodoncia continúa doliendo pasado el tiempo?

Aunque no es nada habitual, puede ocurrir que el dolor persista tras una endodoncia en un pequeño porcentaje de personas. En pacientes con raíces demasiado curvas, conductos calcificados o pequeños conductos accesorios que no se han detectado inicialmente, puede haber provocado que no se haya conseguido limpiar bien el interior del diente.

Si esto ocurre, la infección que se producirá después producirá dolor e inflamación.

Podría pasar, también no haber condensado bien el material usado para sellar los conductos, por lo que las bacterias pueden terminar colonizando de nuevo o bien haber dejado el relleno demasiado corto o bien largo en exceso, sobrepasando la longitud de la raíz del diente.

En estos casos, se intentará solucionar el problema realizando una reendodoncia del diente afectado. Se eliminará todo el material de relleno de los conductos, se limpiarán a fondo los conductos y se sellarán de nuevo.

Por tanto, es muy importante señalar que el tratamiento endodóntico debe ser realizado por un profesional experimentado en este tipo de tratamiento.

Contáctanos para más información